Se encuentra usted aquí

Técnicos de la Audiencia de Cuentas debaten en el Congreso de Fiasep sobre la necesidad de una ley de auditoría pública

Miércoles, 7 Diciembre, 2016
VII Congreso Nacional de Auditoría Pública en el Sector Público

La Institución canaria ha participado en el VII Congreso Nacional de Auditoría Pública en el Sector Público, celebrado en Toledo, que organiza la Fundación Fiasep

La Audiencia de Cuentas de Canarias ha estado presente en la celebración del VII Congreso Nacional de Auditoría Pública en el Sector Público, celebrado estos días en Toledo a través de las Fundación Fiasep (auditoría para la transparencia en el sector público), con el objetivo de analizar la coordinación de las actividades de las Instituciones Públicas de Control Externo (ICEX) y sentar las bases estratégicas del Sistema de Control Externo para los próximos 15 años.

La representación canaria estuvo formada por el técnico de auditoría y jefe del Gabinete de la Presidencia de la Audiencia de Cuentas, José Manuel Pérez, y el técnico de auditoría del área de Otros Entes Públicos Luis Álvarez, que expusieron dos ponencias sobre la calidad de los trabajos de auditoría y sobre la importancia de afrontar en la actualidad el reto la innovación, alineada con la estrategia corporativa de las Instituciones de Control.

Entre los temas que se abordaron este congreso nacional, destacó la necesidad de propiciar un nuevo marco legal en el que exista una normativa específica sobre auditoría pública. De igual modo, se reflexionó en torno al papel que juega la innovación en el posicionamiento de los ICEX ante la sociedad, con el objetivo puesto en trabajar en nuevos campos de auditoría que aporten más valor para la vida del ciudadano y fortalecer el valor democrático del control público.

Los representantes de las Instituciones Públicas de Control Externo presentes en el congreso coincidieron en la necesidad de reclamar a las Cortes Generales una ley que regule el control del sector público, donde de manera consensuada se recojan no solo las propuestas y peticiones de cambio, sino también los compromisos que asumen los agentes del sistema para su evolución. En resumen, la creación de una Ley de Auditoría Pública que sea básica y que les facilite herramientas eficientes para su labor de fiscalización.